TIENES QUE VENIR pero, sobre todo, deseas venir

Has donado ropa, comida y dinero. Ahora tienes que donar tu tiempo, mostrar tu rabia, tu ilusión, tu pena, tu compromiso… tu solidaridad. Hazlo por ellas pero, sobre todo, hazlo por ti.

Porque sin tocarte, siempre te toca.
Porque te dicen que tienes que tenerles miedo pero tú no les tienes miedo.
Porque te dicen que son diferentes y hasta hay quien piensa que son inferiores, pero tu sabes que todos los corazones laten al compás de los mismos sentimientos.
Porque no quieres reemplazar la solidaridad por la sospecha.
Porque los derechos humanos son inherentes a las personas al margen de su color, su credo, su lengua, su raza.
Porque ni en tus peores pesadillas imaginas cerrar las puertas de tu casa a alguien que huye del miedo, la barbarie y la sinrazón.
Porque ni en tus peores pesadillas imaginas que alguien te cierre las puertas si algún día huyes del miedo, la barbarie y la sinrazón.
Porque eres parte de ellas como ellas son parte de ti.
Porque sabes que si las guerras las padecieran quienes las hacen, no existirían.
Porque sabes que la única forma de detener esto es la movilización de la población.
Por todo ello, el 29 y 30 de abril tú también estarás en Gernika. Porque tienes que estar, pero sobre todo… porque quieres estar.